Yo de mayor quiero ser…

¿Te ha pasado alguna vez de preguntarte qué quieres ser de mayor? Yo muchas veces acabo el día pensando en mi futuro: la mayoría de las veces pienso en cuál será mi trabajo y en mi cabeza se forma una gran interrogación. ¿Te ocurre lo mismo?

¡Viva el tiempo libre!

Para mí las vacaciones son una época muy feliz: dejo de preocuparme por las tareas, por el estudio y siento que puedo hacer cualquier cosa. Es un periodo para tiempo de disfrutar del tiempo libre: que sea en nuevos lugares, enlazando nuevas amistades y cultivando viejos y nuevos hobbies hay que aprovechar y desconectar. ¡Tener tantos días libres para mí me hace pensar que tengo tiempo para todo!

Calor o frío = ¿qué me pongo?

Las vacaciones ya han empezado y hay quién viajará y estará en la playa o quién decida ir a la montaña. Estoy segura de que, como me pasa a mí, todo el mundo se preguntará: ¿qué me pongo? O ¿qué me llevo en la maleta?

Pensando en las vacaciones…

El buen tiempo ha empezado y con él llegan las ganas de vacaciones. ¡Yo ya estoy pensando en todo lo que haré! En esta época de descanso, aprovecho el tiempo libre para disfrutar de la vida, de la de los demás y dedicarme al 100% a ser feliz.

Contra la pereza…¡Diligencia!

Hoy me toca una nueva tarea que, seguramente, me ocupará toda la tarde. Eso significa que tendré menos tiempo para dedicar a mis amigas y a mis perritos. Sí, ¡me da un poco de pereza!

¡La distancia no es tan importante!

¿Te pasa alguna vez que tengas nostalgia de alguien o de algún lugar? A mí me pasa a menudo. Desde que me mudé a la ciudad, muchas veces termino acordándome de mi abuelito y de mis montañas y me doy cuenta de lo mucho que les extraño.

¡Toda la magia en la cocina!

Todo el mundo sabe lo mucho que me gusta comer. Ulises lo entendió en cuanto pisé Casa Sesemann, por eso nos prepara siempre comidas sanas y deliciosas! Por no hablar de las meriendas, ¡nada mejor que uno de sus pastelitos para después de las clases con la Señorita Rottermeier!

Mis colores para estar de buen humor

¿Los colores dan alegría? ¡Claro que sí! Os puedo confirmar que, a mí, los colores me ayudan en esos momentos en los que me siento un poco apagada. Entonces, lo que hago es imaginarme un grande arcoíris y escoger ropa y maquillaje de los colores que más me puedan alegrar el día.

¡S.O.S miedo escénico! ¿Cómo superarlo?

El miedo escénico es una sensación que podemos sentir antes de afrontar algunas situaciones. ¿Lo haré bien? ¿Y si me equivoco?Actuar siempre es divertido, sobre todo si es con amigos, es una oportunidad estupenda de hacer juntos algo que nos gusta. Nosotros lo pasamos genial ensayando y actuando con La Banda: compartir nuestro tiempo y nuestra afición con el resto del grupo mientras preparamos las funciones ¡es algo que nos encanta!

Entenderse: ¡un asunto muuuy complicado!

Cada uno tenemos nuestra forma especial de ser y eso es genial, pero cuando dos personas son muy diferentes a veces es difícil ponerse de acuerdo ¿no crees?  pensar de forma distinta no suele ser un problema, pero en algunas ocasiones puede  que sea un límite.. Sin embargo, tener opiniones opuestas puede ser algo muy bueno: podemos aprender del punto de vista de los demás y debatir amistosamente esas cosas en las que no coincidimos.