Vivir independizada: ¿muchas ganas o algo de miedo?

¡Qué divertido parece independizarse! Poder hacer lo que quieras sin que nadie te diga nada y ser libre para ir y venir a tu antojo. Aunque a la vez también da un poco de miedo…